domingo, 26 de mayo de 2013

Crónicas palmeras (1/6)

Lo cierto es que no sé muy bien por donde empezar a contar este viaje. Sí por cómo me enteré del plan o por el momento en que cierras la última maleta. Eso en el fondo es lo de menos, lo importante es lo vivido y las experiencias que me traigo de vuelta a casa.

Ya sea en la peni o en otra isla, un viaje de amigos y bici siempre es algo que te llena, así que vale la pena hacer los esfuerzos que sean para no faltar.
Nunca había estado en La Palma, es una isla que siempre me guardé para visitarla en condiciones y este plan era perfecto. Tirarse todos los dias desde sus cimas en la bici tras ser llevados en taxi pintaba de la mejor manera.

Lo de isla bonita tiene su razón pero se le queda corto, es preciosa y está llena de sorpresas. Eso en el sentido méramente turístico porque en el deportivo es muy dura...hasta bajando. Por sus alturas o por lo empinadas que son sus laderas se hace bastante exigente incluso teniendo las fuerzas intactas al empezar a bajar. Hay que tener en cuenta que allí puedes despachar la nada despreciable cifra de 2500 metros de desnivel negativo en menos de 20 kilómetros en varias de sus vertientes y que el terreno aunque variado siempre es exigente aún contando con que la mayoría de sus caminos están en muy buen estado.
Es un paraíso del descenso en bicicleta...pero también para aquellos a los que les gusten las subidas interminables dando igual si es en bici de montaña o carretera.

 Esta es la primera de las entregas de nuestro viaje a la "Isla Bonita". Lo haré por entregas debido a la gran cantidad de material fotográfico que traje, material que me ha dado mucho trabajo con el trema del revelado de las fotos (en raw) pero al menos para mí queda compensado porque hay algunas que hasta con la calima que nos cogió esa semana han quedado de lujo.


En esta primera ruta hicimos parte "del bastón" y luego tiramos hacia Santa Cruz de La Palma por una bajada empedrada dentro de la laurisilva. Los primeros kilómetros fueros siempre a más de 2000 metros de altitud en continuo sube y baja haciendo que el desgaste se dejara notar. Ya luego entramos en unos tramos de pinar con senderos de auténtico flow. Bastante rapiditos y se puede decir que gloriosos por momentos.

Normalmente selecciono unas 20 fotos para poner aquí pero esta vez también subiré un album para que puedan verlas todas...y que los protagonistas se vean en ellas.


Aunque me quedan 5 entregas más quiero dar las gracias en esta primera a los componentes de la expedición, todos ellos de experiencia contrastada en el mundo de la bici y aportando a su manera su sabor humano a la convivencia ocioso-fiestera que siempre es tan importante en este tipo de aventuras.
Gracias Adán, Dani, Janet, Javito, Jorge (que fue a correr), Nano y Raúl.        Menudos cracks...ya lo veran en las fotos...   ;-)

Aquí pueden ver todas las fotos:
https://plus.google.com/photos/115524097078356865319/albums/5882340168622330817?authkey=CM_i9IOrzor_Mg

































3 comentarios:

Javito Camarero dijo...

Geniales fotos, no solo las de acción si no las de Reacción en los descansos, cervezas, tapas y charleta.

Me cuido y descuido a partes iguales. me gusta tu teoría.

N@NO dijo...

Es increíble que después de el tiempo que ha pasado uno vea estas imágenes y parezca que lo haya vivido ayer mismo.

Siempre es un placer el disfrutar este tipo de viajes con gente que sabes que responderá a las expectativas que te habías marcado. Me quedo a la espera de las siguientes crónicas.

Un abrazo.

Radees dijo...

Grandes fotos y grandes recuerdos!
Un detalle poner el enlace a todas las fotos del primer día. Ya estoy esperando la segunda entrega...

A seguir así, Melo!!!